Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle un acceso más rápido a los mismos y personalizarlos mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies

x

Comunicación de las anomalías y posibles fraudes

La defraudación de fluido eléctrico, gas o agua, está prevista y penada como delito en el Código Penal Español, artículo 255, y, por lo tanto, es susceptible de denuncia ante las autoridades judiciales. La empresa abastecedora puede emprender pues acciones legales como perjudicada por las manipulaciones detectadas en el servicio de suministro (manipulación del contador, toma fraudulenta de agua, derivación de suministro…).

El defraudador, además de cumplir la pena que le corresponda por el delito, deberá pagar el suministro defraudado. Le recordamos que estas prácticas provocan un encarecimiento del precio para todos los consumidores.

Si tiene conocimiento o sospecha de una situación fraudulenta, por favor comuníquenoslo de forma totalmente anónima a través de nuestro contacto online.





COMUNICACIÓN ANOMALÍAS Y SITUACIONES FRAUDULENTAS

Contacta